Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
La producción de maíz en la provincia ha sufrido pérdidas totales
Cerrito, Lunes, 12 de enero de 2009 ((20:59 hs.))
Según un estudio del INTA, se espera el otoño más seco de los últimos 100 años
La investigadora en medio ambiente del INTA, Estela Carballo, señaló que la falta de lluvia es un fenómeno meteorológico natural que provocará importante pérdidas agropecuarias. “No hay tendencia a que se modifique la falta de lluvia” indicó Carballo, al tiempo que reveló que el país va atravesar “el otoño más seco de los últimos 100 años”, situación que se agravará porque se iniciará “sin carga” de agua en el suelo. Para Entre Ríos, la situación para la soja ya comienza a ser de alto riesgo.En nuestra región, muchas chacras sembradas con maíz ya fueron cortadas para destinarlo a forraje (foto).

Duante 2008 las lluvias han sido muy dispares y el rendimiento agrícola “va a mermar bastante”. En este sentido, la investigadora rebeló que el año pasado se pasó de producir “16.000 millones toneladas de trigo a 9.000 millones”, con pérdidas muy grandes, en Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Sudeste de Buenos Aires. El girasol también registró perdidas muy importantes en Chaco, Norte de Santa Fe y La Pampa; y el maíz pérdidas totales en Entre Ríos. Y para la soja “falta sembrar el 20 por ciento de superficie, que no se ha podido sembrar porque no llueve” señaló Carballo.

“Lo que hay es una sequía de tipo agronómica y meteorológica” que determina el nivel de cosecha. Asimismo la investigadora explicó que no se habla de “perdida de suelo” porque esto implica una pérdida de fertilidad y nutrientes de los suelos que en este caso no aconteció.

Los motivos de la falta de lluvias, tienen que ver con “la relación entre océano y atmósfera”, con las temperaturas del océano pacifico que “determinaron un menor ingreso de frentes al territorio”, y por otro lado “la posición del centro anticiclónico sobre el Atlántico que determinó un menor ingreso de humedad”.

“Son razones absolutamente normales”, una sequía muy parecida fue la del 1989, en cuanto a razones y consecuencias en pérdidas de cosechas. La sequía trajo aparejado otros problemas, como “ataques de plagas que hace años no se daba”.
Según la investigadora del INTA son fenómenos naturales que no se pueden cambiar, “lo que nosotros podemos es ayudar a entender la gravedad del problema”.

La seca se ha expandido.
Algunas lluvias pueden llegar a paliar la situación sobre el este, pero no como para recuperar la instalada deficiencia hídrica. Para Entre Ríos, la situación para la soja ya comienza a ser de alto riesgo.
 
Las lluvias de las últimas horas continúan mostrando una distribución donde se preferencia el oeste de Cçordoba y la provincia de San Luís. En forma casi marginal la provincia de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires han recibido precipitaciones. Algunos chaparrones de cierta importancia han llegado hasta la localidad de Tres Arroyos.

El panorama de reservas hídricas continúa siendo crítico. La sequía domina la mayor parte de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires. Algunos sectores del oeste de Buenos Aires, La Pampa y sur de Santa Fe, presentan una estado ligeramente mejorado, sin embargo caerán en sequía si no incorporan lluvias en forma perentoria.

Para Entre Ríos, la situación para la soja ya comienza a ser de alto riesgo, luego de que gran parte del maíz y el sorgo se perdieran o quedaran con rendimientos potenciales muy bajos.

El impacto de la seca sobre la cosecha de trigo todavía no permite definir el piso de producción. Algunas fuentes privadas proyectan valores del orden de 9 millones de toneladas.

Entre el mal paso de la gruesa y el fracaso de la fina, la campaña 08/09 no encuentra un desahogo. Las lluvias que pueden llegar al este de la franja central entre el jueves y el viernes, pueden generar un alivio, sin embargo revertir la seca necesita mucho más que las lluvias normales del mes de enero. El NOA, San Luis y el oeste cordobés constituyen un verdadero “oasis” respecto de la situación de las zonas agrícolas del resto del país.

Los primeros días de la semana que transcurre, solo dejarán lluvias en el norte del país, San Luís, Córdoba, La Pampa y oeste de Córdoba. En forma marginal las lluvias pueden llegar al sur de Santa Fe y sectores del oeste de esta provincia. Para la franja este las posibilidades de precipitación vuelven recién a partir del jueves. Sin embargo los modelos no muestran soluciones con lluvias copiosas. La seca va a continuar solo con mejoras parciales.

Durante toda la semana, en el centro y norte del país habrá temperaturas altas, tanto los registros mínimos como los máximos, esto será debido a la presencia de una masa de aire cálido que persiste en esta región, mientras que sobre el sur patagónico, una masa de aire frío y mas seco avanza hacia el norte, provocando un importante descenso térmico. Esta masa de aire frío se desplazará hacia el norte pero sobre el centro de la provincia de Buenos Aires se verá bloqueada y se moverá hacia el este, sin lograr provocar un importante descenso de la temperatura a las provincias del centro y norte del país.

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais