Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
Las oportunas lluvias aliviaron la condición de los trigales
Cerrito, Viernes, 10 de septiembre de 2010 ((16:19 hs.))
Terminó la siembra del trigo y evoluciona el maíz y el girasol
La superficie sembrada fue ajustada a 4.270.000 hectáreas, 70 mil adicionales respecto a la proyección inicial. Las lluvias asistieron al cultivo implantado en el centro sur de Santa Fe, este de Córdoba, Entre Ríos y del extremo norte-nordeste de Buenos Aires próximo a encañar. La campaña de siembra de trigo finalizó durante la última semana con más implantes de los proyectados, mientras que las plantaciones de maíz y girasol evolucionaron de acuerdo a lo programado, según el informe presentado por la Bolsa de Cerales de Buenos Aires. En la campaña de trigo se terminó con la siembra en todo el país y la superficie sembrada fue ajustada a 4.270.000 hectáreas, 70 mil adicionales respecto a la proyección inicial.

Mayores áreas detectadas en el centro norte de Santa Fe y en el sudoeste de Buenos Aires, explican la nueva proyección.
Oportunas lluvias (del fin de semana pasado) aliviaron la condición de los trigales, con posibilidad ahora de ser fertilizados. El agua en el oeste y sudoeste de Buenos Aires en los cultivos necesitados de humedad robustecieron el desarrollo.
Las lluvias asistieron al cultivo implantado en el centro sur de Santa Fe, este de Córdoba, Entre Ríos y del extremo norte-nordeste de Buenos Aires próximo a encañar.

OPORTUNOS. En momento justo, los plantíos de Chaco y Santiago del Estero resultaron también muy favorecidos al recibir oportunos aportes de agua cuando terminan de encañar e inician la espigazón, fases claves en la determinación de los rendimientos.
En otro extremo geográfico, dos pulsos hídricos consecutivos en el sudeste recargaron el perfil de los suelos y fue propicio para los trigales tanto tempranos como para los implantados en agosto.
El corrimiento de las lluvias hacia La Pampa y el sur de Córdoba no tuvo gran impacto productivo por la escasa área cubierta este año y porque también no son muchos los lotes que podrían alcanzar algún grado de recuperación.
La mayor parte acusó la fuerte sequía. No llovió tampoco en Bahía Blanca y al sur de ella, en Patagones y Villarino, donde el agua escasea a punto tal que en los últimos días con agudizada la evaporación, se observaron “voladuras” de suelos por vientos.
Exiguos registros en Salta y Tucumán no aliviaron la etapa reproductiva del cereal. Tampoco en el centro norte de Córdoba que no tuvo el agua suficiente.
En suma la humedad y la elevación de las marcas térmicas activaron el desarrollo del cultivo en muchas regiones, demorado por condiciones opuestas que dominaron las etapas vegetativas.
La mejoría se acentuaría si se cumple el pronóstico que anuncia lluvias durante el fin de semana venidero ya que es probable que desde el viernes comience el paso de un frente de tormenta, que provocará precipitaciones de variada intensidad en gran parte del área agrícola nacional.
La mayor porción de la Región Pampeana observará precipitaciones moderadas (10 a 25mm), con un extenso foco de valores abundantes a muy abundantes (25 a 75mm) sobre el este de Córdoba, la mayor parte de Santa Fe, el norte y el sudeste de Buenos y una franja de valores abundantes (25 a 50mm) sobre el centro-este de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires.
El este del NOA y la mayor parte de la Región del Chaco tendrían precipitaciones escasas a moderadas.
La mayor parte de la Mesopotamia recibiría precipitaciones abundantes a muy abundantes, con un foco de tormentas de gran intensidad, con riesgo de granizo y vientos sobre Entre Ríos. El oeste del NOA y el centro y el oeste de Cuyo observarán precipitaciones escasas.
Un frente frío sucederá a las precipitaciones con riesgo de heladas en el sur del área agrícola nacional.
Por su parte, el oeste del área agrícola nacional muestra amplios focos con sequía que requieren un continuado aporte de precipitaciones para poder remediarse.

MAÍZ. Respecto de la siembra de maíz está ralentizada por las lluvias del fin de semana y la temperatura de los suelos, son todavía muy incipientes, salvo la casi concreción completa de lotes tempranos, que son minoría, en el extremo nordeste de Santa Fe y en la zona central, muy avanzada en el departamento de San Justo.
Algunos lotes muy puntuales se cubrieron en el sur de Santa Fe, este de Córdoba y en el norte de Buenos Aires.
Las precipitaciones, las expectativas que generan los valores del grano, la necesidad de incluir la gramínea en las rotaciones y los históricos rendimientos del año anterior impulsarían una mayor área destinada al grano comercial que la estimada inicialmente.
La nueva proyección tentativa se ubica ahora en 2.930.000 hectáreas, 11,6 por ciento mayor a la campaña precedente.
En números absolutos de uno a otro período agrícola, el cultivo sumaría unas 300 mil hectáreas repartidas mayormente y en magnitud diversa en la zona núcleo maicera típica, oeste de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y en las provincias del NOA y NEA. En estas tres últimas regiones las siembras se hacen en diciembre.
En el caso de la provincia mediterránea si no se puede sembrar temprano por falta de humedad pueden recurrir a implantaciones tardías, en diciembre, esperando la llegada del agua.
En este sentido la reposición de la humedad del suelo en esta provincia y en las norteñas es de suma importancia para definir el área que alcanzará finalmente el cereal.
Por último, en la campaña de girasol luego de las lluvias registradas durante la semana pasada, se reactivaron las coberturas en la región del NEA y en el Centro-Norte Santafecino.
Desde el último lunes, los productores se abocaron a sembrar los cuadros que tenían destinados para la oleaginosa, estimulados por la buena humedad que recibieron los perfiles y sumado a esto al aumento paulatino que se registra en los precios del mercado.
A la fecha aumenta lentamente el área implantada, para llegar a valores superiores a las 132 mil hectáreas sembradas en el contexto nacional, que representan el 8,7 por ciento de la superficie, proyectada tentativamente en 1.520.000 hectáreas.
El avance intersemanal marca un incremento del 2,9 por ciento. Continúan las siembras en cuadros puntuales en la provincia de Entre Ríos, pero mostrando un escaso interés por el cultivo.
Por otra parte, el milimetraje caído en La Pampa, Oeste y Sudoeste bonaerense mejoró las perspectivas de siembra.
De producirse las lluvias pronosticadas para el próximo fin de semana, podría definir la suerte del cultivo al incrementar el área a cubrir en estas regiones.

SUBEN LOS PRECIOS A FUTURO

LOS PRECIOS DEL TRIGO Y EL MAÍZ SUBIERON ayer en el mercado de futuros de Chicago, en vísperas de la publicación del informe mensual del departamento estadounidense de Agricultura (USDA) que podría mostrar una fuerte demanda y una oferta baja.
“El mercado se posicionó antes del informe” mensual sobre la oferta y la demanda que el departamento tiene previsto publicar el viernes, explicó Frank Cholly, de la casa de corretaje Lind-Waldock.
“El mercado está preocupado acerca de una posible disminución de la rentabilidad de las cosechas y de las previsiones de stock a causa de la fuerte demanda”, agregó. “Las exportaciones fueron importantes estas últimas semanas, en especial para el trigo y el maíz”.
El departamento publicará también su informe semanal de las exportaciones estadounidenses, que progresaron fuertemente durante el verano, mientras que la sequía devastó a las cosechas en Rusia.
Respecto a la soja, “a diferencia de lo que sucede con el maíz, las primeras cosechas brindan resultados favorables”, dijeron los analistas de Morgan Stanley.
El contrato de trigo para entrega en diciembre subió 27 centavos a 7,38 dólares el bushel (35 lts).
El contrato de granos de maíz para entrega en diciembre ganó 8,25 centavos a 4,7075 dólares el bushel.

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais