Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
En Santa Maria y Cerrito creció el 150%
Cerrito, Jueves, 16 de junio de 2011 ((19:26 hs.))
Destacan el incremento de la recaudación por la colecta de Cáritas en parroquias de la región
La colecta de Cáritas, que se inició el fin de semana último, sorprendió a los organizadores: los primeros datos que manejan dan cuenta de un crecimiento promedio del 70%. La suba en el dinero colectado se dio en casi todas las parroquias, según el vicepresidente de Cáritas, el padre Blas Corbalán. De todos modos, admitió que todavía no cuentan con los resultados de todos los centros de la diócesis. Corbalan destacó el récord de recaudación en la Parroquia San José, de Crespo, con 20 mil pesos. También se registraron aumentos en Aldea Santa María y Cerrito, que son capillas del interior del departamento Paraná: entre ambos, juntaron 20 mil pesos. O sea, un aumento del 150%”.

Bajo el lema “Pobreza cero. Compromiso de todos”, la colecta alcanzó, durante el fin de semana, a toda la geografía de la diócesis de Paraná, que está conformada por los departamentos Paraná, La Paz, Feliciano, Villaguay, Nogoyá, Diamante y parte de Federal.

El análisis sobre los primeros resultados muestra saltos significativos respecto a 2010, con incrementos en el dinero recaudado que llega, incluso, hasta el 150 %.

NÚMEROS. “En cuanto a cifras, el porcentaje ha aumentado con respecto a 2010. Y el aumento es de alrededor del 70%. Por lo que estamos viendo, se incrementó en casi todas las parroquias”, señaló Corbalán.

Quizá por eso, Cáritas decidió extender la colecta: en principio estaba previsto que se realizaría sólo durante el último fin de semana, pero después se convino extenderla hasta el próximo domingo.

El dinero que aportan los fieles católicos no sólo se consigue en las misas que se desarrollan en capillas y parroquias, sino también en cada domicilio. En toda la diócesis, Cáritas distribuyó 120 mil sobres, que son recogidos por voluntarios de la entidad con el aporte de cada familia.

Cáritas tiene distribuidos 86 centros de ayuda directa a los más pobres, 42 en Paraná y 44 en el interior de Entre Ríos. En toda la extensión de la Diócesis viven unas 500.000 personas.

El último año, el organismo logró reunir $ 323.940,84, con un aumento del 7,6% respecto a 2009.

Aunque el aporte per cápita es sumamente escaso, considerando que medio millón de católicos pueblan la diócesis paranaense.

En 2006, los católicos donaron una media de 0,29 pesos; en 2007, 0,36 pesos; al año siguiente, a 0,52; y en 2009, 0,58 pesos.

PLANES. Pero para este 2011 hay datos alentadores, según indicaron desde Cáritas. El templo que cada año es el que más aporta, la Parroquia San Miguel, ubicada en Buenos Aires y Carlos Gardel, tuvo este año un crecimiento de la colecta del 50%: la cifra informada por el templo es de 28.697 pesos.

El dato no deja de ser halagüeño: en 2010 la Cáritas que tuvo el récord de recaudación fue la Parroquia San José, de Crespo, con 20 mil pesos.

“Lo que estamos viendo es que en todos lados la colecta ha crecido; en algunos más, y en otros menos. Por ejemplo, en la Iglesia Catedral, de Paraná, el aumento fue del 117% –contó el vicepresidente de Cáritas–. También se registraron aumentos en Aldea Santa María y Cerrito, que son capillas del interior del departamento Paraná: entre ambos, juntaron 20 mil pesos. O sea, un aumento del 150%”.

Lo recaudado sirve para que Cáritas avance con su plan de asistencia a familias necesitadas, y también para sostener proyectos de inclusión, como el programa Emaús, que arranca este sábado en la Capilla Beata Laura Vicuña, del barrio Toma Nueva.

El plan Emaús es un programa de Cáritas Argentina, a través del cual se propone una estrategia territorial de inclusión educativa que tiene varios componentes, para diferentes destinatarios, promoviendo también, distintos escenarios de acción. Y se traduce en el funcionamiento de merenderos, apoyo escolar y el trabajo de los “mochileros” en la contención barrial de chicos y adolescentes, que por primera vez llega a Paraná.

El nombre del programa hace pie en un relato bíblico: Emaús es un relato del Evangelio en el cual Jesús, ya resucitado, camina con dos peregrinos, los acompaña y conversa con ellos esclareciendo hechos sucedidos. Al compartir la cena y “partir el pan”, estos dos hombres lo reconocen y “se dan cuenta” con quién estuvieron caminando. El plan apunta, justamente, en esa dirección: acompañar a los demás, sobre todo a los que soportan la exclusión social, según afirman desde la Iglesia.

Jornada “celeste y blanco”
En coincidencia con la recordación del Día de la Bandera, la Iglesia organizó para el próximo 20 una jornada de “celeste y blanco”.

Tendrá lugar a las 10, en el atrio de la Iglesia Catedral, y cuenta con la organización de la Acción Católica Argentina (ACA).

“Paraná de celeste y blanco”, es el lema de la convocatoria. “Vení de celeste, blanco, con guardapolvo o con la remera de Argentina”, dicen los organizadores en una convocatoria que, además, adelanta: “Haremos una gran foto desde lo alto, que difundiremos por todo el país”.

La actividad cuenta, además, con el apoyo de la Secretaría de Culto de la Municipalidad de Paraná, Bomberos Voluntarios de Paraná, la Junta de Laicos Arquidiócesis de Paraná, y la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Paraná.

No es la primera vez que se organiza una actividad de ese tipo. En 2010, también en ocasión del Día de la Bandera, hubo un encuentro parecido en la Plaza 1º de Mayo.

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais