Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
Por los niveles de Inflación que alteran la relación de comercializar
Cerrito, Lunes, 10 de septiembre de 2012 ((21:10 hs.))
Representantes de Centros Comerciales reclaman una disminución de la alícuota por Ingreso Brutos
Dirigentes de centros comerciales de la región integraron la comitiva que se reunió con el Ministro de la Producción de la Provincia, Roberto Schunk y otras Entidades de la Provincia. La Comitiva de FEDER estuvo integrada por su titular, Jorge R. R. López, y los Centros Comerciales de Villaguay, Nogoya, Ramírez, Cerrito, La Paz , Libertador San Martín, Seguí, Viale, Paraná, Basavilbaso, Hernandarias, Chajarí, Sauce de Luna, Victoria, Cámara de Automotores, Mujeres Empresarias y Jóvenes Empresarios FEDER. Hubo un reclamo puntual referido a la disminución de la alícuota por los Ingresos Brutos justificado entre otros puntos los Niveles de Inflación que alteran la relación de comercializar, las demandas Salariales justas que no pueden ser satisfechas, El Incremento desmedido de los servicios, Un Sistema Tributario regresivo que ahoga y la exposición a la Inseguridad Física y Vial.

Participaron de un encuentro con el Ministro de la Producción de la Provincia , Cr. Roberto Schunk y otras Entidades de la Provincia , con quienes abordaron los efectos negativos que produce  radicación de hipermercados en la Provincia de Entre Ríos y específicamente dos solicitudes presentadas en la ciudad de Chajarí.

 

Se concluyó trabajar en conjunto fuertemente, sin claudicaciones, por el cumplimiento de la ley 9393 y sus Decretos Reglamentarios. 

 

Así mismo, en la oportunidad la FEDER solicitó formalmente al Ministro y por su intermedio al Sr. Gobernador de la Provincia Daniel Urribarri, la disminución de la Alícuota del Impuesto a los Ingresos Brutos, con los fundamentos que se dejo por escrito en un Documento y cuya copia se adjunta.

 

Texto de la nota reclamando disminución de la Alícuota por Ingresos Brutos

 

Nos dirigimos a Usted y por su intermedio al Sr. Gobernador, a fin de solicitarle la disminución de la Alícuota del Impuesto a los Ingresos Brutos que afecta la actividad comercial y de servicios minorista en la Provincia de Entre Ríos.

 

Este pedido se fundamenta en la difícil situación por la que atraviesan los sectores del comercio y los servicios, los cuales según lo confirma la estadística de CAME, acumulan una caída de las ventas, en unidades vendidas, en forma constante los primeros ocho meses de año, frente al igual período del año anterior.

 

Es bueno recordar la historia, hasta el año 1993 la alícuota general del Impuesto sobre los Ingresos Brutos era del 1,6%. En la gestión del gobernador Moine (año 1993) producto del Pacto Fiscal, se estableció la exención para la Industria y Actividades Primarias y se estableció para el  Comercio un alícuota del 4,5%.  Gracias a los constantes y persistentes reclamos de esta FEDER, se logró una disminución llegando a lo que hoy aportamos, 3%.

 

Como Usted bien sabe, este impuesto  por demás gravoso para los comercios y servicios entrerrianos, ha sido reconocido como distorsivo por especialistas en la materia, los foros que abordan esta temática y por el mismo Pacto Fiscal Federal, que prevé su eliminación total.

En momentos como el actual, en donde se está notando una merma ostensible en la actividad económica general,  se torna de difícil cumplimiento, máxime cuando ya hemos soportado el incremento del Impuesto Inmobiliario Urbano, entre otros, que aunque menos publicitado, también sufrió un importante ajuste.

A todo ello se suma otro factor negativo a nuestras finanzas: el hecho de que muchas municipalidades entrerrianas están modificando sus Ordenanzas Tributarias y aumentando sus tasas que gravan el comercio.

 

Esto eleva la presión tributaria a niveles insostenibles para nuestros comercios.

Días pasados la Confederación Argentina de la Mediana Empresa CAME publicó un trabajo titulado Riesgo de Rebelión Fiscal en la Provincias, que prevé justamente como causal de la queja ciudadana, la saturación de los contribuyentes.

                                   

Hoy vemos con gran preocupación que ello puede suceder en nuestra Provincia, a la que tanto el Gobierno como nuestras Entidades Intermedias se han esmerado en engrandecer. Por eso,  nos permitimos extractar algunos conceptos del mismo:

 

......“La voracidad fiscal que vienen mostrando las provincias y municipios del país en los últimos años, está encontrando su propio punto de saturación en los contribuyentes. La reciente protesta con cese de actividades en Ushuaia contra la reforma impositiva que impulsa Tierra del Fuego, es un ejemplo del agotamiento de productores y comerciantes por las subas de impuestos recurrentes que vienen soportando en su actividad económica.

Pero el caso Tierra del Fuego, que pretende subir la alícuota de Ingresos Brutos de 3% a 4,5%, es solo reflejo de una rebelión fiscal que puede repetirse en otros lugares del país si gobernadores e intendentes insisten en seguir sumando ingresos a sus arcas a costa de asfixiar el trabajo de las PYMES.

 

La situación es como mínimo preocupante: ya hay 18 provincias que aprobaron o tienen en estudio incrementos en las tasas de Ingresos Brutos.

 

Absurdo. Ingresos Brutos es un impuesto que cobra un porcentaje directo de la facturación bruta de las empresas. Se mueve en sintonía directa con la actividad económica. Y de allí ingresa el 75% de los recursos propios de las provincias. Lógicamente que cuando caen las ventas, cae la recaudación propia de las provincias y se siente. Pero los gobernadores creen que esa merma pueden resolverla subiendo las alícuotas, sin reparar en la fragilidad que provoca la menor demanda en las PYMES. Así, mientras muchas pequeñas y medianas empresas hacen equilibrio para acomodarse hasta que la actividad repunte, reciben un castigo fiscal insostenible.

 

Pero el sofocamiento fiscal tampoco termina allí. Centenares de municipios están aumentando sus tasas o incorporando nuevas. No es un fenómeno nuevo producto de la menor actividad. Hace años llevan haciéndolo. Ya hay más de 140 tasas municipales diferentes en las ciudades de la Argentina. A su vez, con el asesoramiento de consultoras privadas encuentran el recoveco legal para incorporar impuestos que se superponen con los que cobran las provincias.

 

Al máximo. La presión fiscal en la Argentina se encuentra en niveles históricos. Nunca se presionó tanto sobre la producción. El año pasado, la recaudación nacional alcanzó los $540.130 millones, equivalente a 29,3% del Producto Interno Bruto (PIB). En el año 2001 la recaudación nacional representaba solo 16,8% del PIB. Es decir, la presión fiscal subió 12,5 puntos porcentuales en 10 años. Si se suma además lo que cobran provincias y municipios, estamos hablando de una presión tributaria de casi 35% del PIB.

 

Pero con un agravante: un tercio del producto argentino se genera en la informalidad, eximido de todo gravamen. Es decir, los que pagan efectivamente sus impuestos en la Argentina enfrentan una carga real promedio del 45-46% del PIB.

 

La carga tributaria es insostenible para los pequeños y medianos empresarios. La anarquía fiscal que hay en las provincias y municipios requiere de un ordenamiento urgente que permita a las empresas planificar y producir sin la amenaza fiscal permanente de los gobiernos locales. Hay ejemplos para imitar. Uno de ellos es La Rioja, donde el tribunal de justicia declaró inconstitucional la tasa de seguridad e higiene aplicada en el municipio capitalino. El crecimiento y el desarrollo de una nación no se apuntalan con más impuestos, sino dándole calidad, justicia y equidad al sistema tributario y eficiencia a su recaudación”

 

En virtud de lo expresado, solicitamos se tenga en cuenta que hoy el sector de comercio y servicios se encuentra  enfrentando:

 

-La Competencia Desleal, en sus distintas modalidades, especialmente las que generan las Meganstalaciones de capitales foráneos, que usufructúan el esfuerzo de los entrerrianos.

-La Venta Ilegal.

-La instalación de Ferias no Artesanales.

-La  Falsificación Marcaria.

-El Contrabando.

-Un Sistema Financiero, que ha sido el gran beneficiado y que actúa ante la crisis en forma restrictiva, en todo caso con intereses que son de imposible cumplimiento.

-Ante Niveles de Inflación que alteran la relación de comercializar.

-Demandas Salariales justas que no pueden ser satisfechas.

-El Incremento desmedido de los servicios.

-Un Sistema Tributario regresivo que ahoga.

-La exposición a la Inseguridad Física y Vial.

 

Al considerar nuestra situación, debe tenerse especialmente presente que el sector de las PYMES en Entre Ríos, es el que mayor contribución hace al Producto Bruto Geográfico Provincial,  el que mayor numero de fuente de trabajo genera y el principal contribuyente al erario provincial.

 

Por todo ello, le reiteramos Señor Ministro y por su intermedio, al Señor Gobernador de la Provincia, considere la disminución de la alícuota general y minorista del Impuesto a los Ingresos Brutos.

 

En todo caso, la mayor recaudación debería lograrse mediante la ampliación de base tributaria, compartiendo en forma solidaria con otros sectores el esfuerzo de hacer sostenida y sustentable nuestra querida Entre Ríos.

 

Saludamos con nuestra más distinguida  consideración.

 

                                                                                    

NATALIO MARIO GRINMAN                                           Mg. JORGE R. R. LÓPEZ

        Secretario General                                                                Presidente   

 

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais