Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
Panorama agropecuario.
Cerrito, Miercoles, 22 de agosto de 2007 ((16:27 hs.))
El campo necesita lluvias de importancia ante el retroceso de la humedad en los suelos.
Gran parte de la provincia presenta reservas de humedad regulares. Sobre el norte las mismas son escasas. En el corto plazo, las perspectivas no son alentadoras. Mañana y el viernes es posible que lluvias modestas caigan sobre territorio entrerriano.Las lluvias que se registraron la última semana en el territorio provincial “fueron muy escasas”, con excepción del extremo noreste de la provincia. “Allí se observaron algunos chaparrones más intensos entre jueves y viernes como consecuencia de la importante actividad que se observó en los días previos sobre el centro-este y sudeste correntino, el norte de Uruguay y el sur de Brasil”. Así se señala en el último informe sobre el estado de las reservas elaborado por la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través del Proyecto Siber, en donde además se destaca que “en la mayor parte de la provincia los cielos cubiertos y el ambiente frío y húmedo dominaron entre viernes y domingo. Este período de tiempo inestable, sin embargo, sólo dejó en forma localizada acumulados que superaron los 5 mm”.

El trabajo agrega que “si bien a lo largo del mes la provincia no ha recibido precipitaciones abundantes, en general se suma al este bonaerense como las zonas mejores provistas en lo que va del mes. En algunos sectores los acumulados de agosto se acercarán a los valores normales, sin embargo esto no basta para definir reservas de humedad que puedan considerarse buenas para la época del año”.

Perspectivas
En el corto plazo, añade la Bolsa, las perspectivas “no muestran un panorama demasiado alentador”. Es “posible” que entre mañana y el viernes las “lluvias modestas nuevamente visiten el territorio entrerriano, pero no se perfilan condiciones que favorezcan el desarrollo de sistemas precipitante de importancia”.

Más allá de que las lloviznas del fin de semana puedan haber generado algunas recargas superficiales, el balance hídrico del primer metro de suelo “continúa mostrando un progresivo retroceso. Las estrategias de manejo tendientes a conservar la humedad del suelo no se incluyen en el mapa que resume el estado de humedad. De este modo la situación puede estar algo más acomodada y en este caso el mapa de reservas es un escenario piso. Principalmente sobre el centro-sur de la provincia el manejo previo puede estar generando diferenciaciones que no se aprecian en este cálculo. De todas maneras, puede resumirse que mientras gran parte de la provincia presenta reservas regulares, una importante franja de almacenajes escasos se afianza en el norte”. “Localmente algunas estaciones para las cuales se realiza el balance hídrico ya comienzan a marcar un estado de sequía”, resalta el informe.

Se destaca, asimismo, que hacia el noreste la situación “tiende a mejorar rápidamente. Los importantes sistemas precipitantes que superaron los 50 mm sobre el sudeste correntino serían necesarios sobre el norte de la provincia para provocar una modificación notoria en el balance. Lluvias con esos registros serían ideales para recuperar todo el perfil de suelo, sin embargo esta situación no es la prevista. Algunas recargas menores pueden llegar a lo largo de la semana, esto permitiría mantener la situación en un nivel similar al actual, sin que se profundice la tendencia deficitaria”.

La transición estacional
El informe de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, en otro orden, señala que el rigor de las bajas temperaturas que ha caracterizado este invierno promueven “un escenario incierto” para la transición estacional.

Entre la segunda quincena de agosto y la primera de septiembre “comienzan a observarse las primeras señales del cambio de estación. Dado que este cambio trae aparejado un aumento de la inestabilidad atmosférica deberían perfilarse sistemas precipitantes que anticipen el ingreso al semestre cálido, período en el que se acumula el grueso de las precipitaciones, principalmente sobre las zonas agrícolas del oeste”, agrega.

En lo que va de agosto las lluvias se han desplegado sobre el este de Buenois Aires, con máximos sobre los partidos costeros del este. Zonas como el sudoeste de Buenos Aires, sur de La Pampa, el centro de Sante Fe (principalmente a principios de mes) y Entre Ríos en general, “también sumaron oportunos chaparrones”. En estas últimas zonas, las precipitaciones recibidas “aliviaron las exigidas reservas superficiales”.

Fuera de estos sectores, las lluvias “sólo se han presentado en forma de llovizna, las cuales han sumado poco frente al deterioro que ha experimentado la capa superficial a lo largo del invierno”.

A esta altura del año, continúa el informe, “comienza a notarse el trabajo que los productores hayan realizado en pos de la conservación de humedad. Sin tener en cuenta los barbechos y la humedad que conservan los rastrojos, el balance hídrico superficial es sumamente deficitario en toda la provincia de Córdoba, sudoeste de Sante Fe, oeste de Buenos Aores y La Pampa. Esto configura un panorama que comienza a generar el habitual contexto de ansiedad que muestran los productores en esta época del año. La gran variabilidad que presenta el inicio de la temporada de lluvias sobre el oeste de la región, genera un importante matiz de situaciones cuando nos acercamos al inicio de las siembras de la gruesa”. Fuente: Pueblo Red.

 

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais