Cerrito - Viale - María Grande - Hasenkamp - Hernandarias - Crespo - Villa Urquiza - San Benito - Segui - Tabossi
Donada por el club en 1967
Cerrito, Domingo, 23 de agosto de 2015 ((20:28 hs.))
Reflejan la historia de la Escuela de Boca Juniors en el corazón de Colonia Crespo
En una producción especial del Diario Uno se refleja la historia de un edificio publico emblemático para la región, la Escuela de Boca en Colonica Crespo. En 1967 el club donó 23 escuelas, una por provincia. En Entre Ríos, en un pueblo ubicado sobre ruta 12, la estructura continúa intacta. Hoy en el lugar funciona el centro de salud Basilio Ángel Galanti.

Año 1967. Mal año deportivo para Boca, apenas un cuarto puesto en su grupo en el torneo Metropolitano y una pálida actuación en el Nacional. Más allá de los resultados Boca tenía un plantel con jugadores históricos como Antonio Roma, Ubaldo Rattín, Ángel Clemente Rojas (Rojitas) y Carmelo Simeone. Con Alberto J. Armando a la cabeza, las aspiraciones del club de la Ribera ese año trascendieron lo deportivo, para orientarse a lo social. La apuesta fue a la educación, por eso anunciaron la construcción de 23 escuelas, una por cada provincia argentina.

 

El proyecto se materializó en los primeros meses de 1968 y en Entre Ríos, la institución beneficiada fue la escuela N°48 Ricardo Güiraldes, ubicada en Colonia Crespo sobre ruta nacional N° 12 Kilómetro 34, a escasos kilómetros de la capital entrerriana.

 

La escuela, fundada en 1900, había tenido tres traslados y por último funcionaba en una vivienda, propiedad de la familia de Abel Hillairet.

 

“La casa de los Hillairet estaba hacia el sur, en medio del campo, cruzando la ruta”, recordó a UNO Liliana, hija Héctor Elizalde, director de la escuela por aquellos años. Liliana también fue docente de la casa durante un período corto de tiempo.

 

Justo Héctor Elizalde tomó posesión como director y personal único de la escuela Güiraldes en 1957. “En el 1967 mi papá se entera de la posible donación de un edificio por parte del club Boca Juniors y entonces les escribió una nota en la que les explicaba que la institución no tenía sede propia y daba cuenta de la necesidad de contar con ese espacio”.

 

Había una serie de requisitos pedidos por el club Xeneize. Una de las condiciones era que se construya sobre un terreno propio, sobre ruta y cerca de la capital provincial. La Sociedad Cooperadora debía construir la base de cemento con las medidas exactas solicitadas por el club.

 

Fue don Basilio Galanti, un almacenero del pueblo y miembro de la cooperadora, quien cedió el espacio para la instalación de la estructura. Una empresa privada trajo la estructura de chapa y la fibra de vidrio del patio interno, el montaje fue iniciado el 9 de enero de 1968 y terminado el 26 de abril del mismo año.

 

La inauguración fue el 1° de mayo de 1968. Ese día, según recuerdan los vecinos, se jugó un partido de fútbol entre la Tercera División de Boca y un equipo de Paraná. Hubo una gran concurrencia, se mataron nueve vaquillas y se asaron con cuero. El locutor del evento fue Alfredo Belotti.

 

En la nueva estructura funcionaron tres aulas y una casa habitación para la familia del director. Como la escuela tenía una biblioteca popular con muchos volúmenes se construyó un lugar donde resguardarlos. El traslado aumentó la matrícula. Muchos chicos de Colonia Nueva ya no tenían el riesgo de cruzar la ruta 12 para asistir a clases. Además, chicos de El Palenque y otros parajes cercanos podían viajar en colectivo hasta el lugar. Carmen Marichal se sumó como maestra y luego María Rosa Martínez.

Desarrollo web, sistemas a medida, e-learning

Política - Actualidad - Deportes - Cultura - El Campo - Turismo - La Región - La Provincia - El Pais